1 + 1 = ¡DIOS!

¿Realmente me da vergüenza admitir que no tenía idea de lo mucho que le había interesado a varios científicos del Renacimiento justificar a través de la lógica la existencia de Dios?
Mmmmno!
En un libro de la colección de la Ciencia para Todos, del FCE, titulado ¿Existe el método científico?, de Ruy Pérez Tamayo, encontré estos datos interesantes:
Empecemos con Leibniz. Para él no existen razones intrínsecas suficientes para explicar la existencia de los cuerpos materiales [o sea, que las cosas palpables no están nomás porque sí], por lo que tales razones deben existir en una entidad no material, que es Dios. Y sólo se necesita de un Dios, dados sus atributos; lo cual justifica el monoteísmo. Para poder deducir esto, Leibniz se basa en dos principios: el de contradicción, por el que juzgamos como falso lo que implica una contradicción, y como verdadero lo que se opone o contradice a lo falso; y el de la razón suficiente, por el que aceptamos que nada puede ocurrir o existir sin que haya una razón suficiente para que ello sea de tal manera y no de otra.
Así de simple, económico e higiénico.
El siguiente sería Descartes. Él parte de la idea de la perfección. Primero acepta que es imperfecto, pero que para percibirlo debe poseer también la idea de lo perfecto [como en: lo bueno no existiría sin lo malo]. Tal idea no hubiera podido ingresar a su mente si no existiera un ser perfecto que la originara. Por tanto, Dios, el Ser Perfecto, existe.
Voilà!
Finalmente Kant será un caso especial. Él retuvo la presencia de Dios por razones puramente pragmáticas, como un principio regulador, sin el cual sería más complicado definir ciertos conceptos. Señala, por ejemplo, que en ausencia de Dios sería difícil hablar de ética del comportamiento, porque ya no habría quien decidiera qué es lo bueno y qué es lo malo.
Hijos!!
Ya muchos siglos después... bueno, no tantos, el buen argentino [con perdón], el más borgiano de todos [sin perdón], nos dejó esta otra demostración que se disfraza de algún silogismo complejo, pero tal vez es la más satisfactoria:
"Cierro los ojos y veo una bandada de pájaros. La visión dura un segundo o acaso menos; no sé cuántos pájaros vi. ¿Era definido o indefinido su número? El problema involucra el de la existencia de Dios. Si Dios existe, el número es definido, porque Dios sabe cuántos pájaros vi. Si Dios no existe, el número es indefinido, porque nadie pudo llevar la cuenta. En tal caso, vi menos de diez pájaros (digamos) y más de uno, pero no vi nueve, ocho, siete, seis, cinco, cuatro, tres o dos pájaros. Vi un número entre diez y uno, que no es nueve, ocho, siete, seis, cinco, etcétera. Ese número entero es inconcebible, ergo, Dios existe."

2 anotaciones motivantes:

Sandy Palacios dijo...

Ora ver, esas son cosas del diablo y mi mamá no me deja...hahahaha

Baltazar Sietesoles dijo...

Ay otra teoría que habla de los números imaginairos y de la creación del universo en "riguaind". Que expresan toda la creación del universo con números, el antes y el después del Big BAng (gang jojo) y faltan sólo como 2-3 segundos en toda esa tería para unir todo, y según todo esto es incomprobable pq esa es la interneción divina.

Un hecho es irrefutable, dios existe. Lo ke está en duda es la connotación semántica que le ponemos a esa palabra