Respuesta a Gruthier

Respuesta a la Corrección inteligente dejada por Isaac Gruthier en mi post “No me moveré de aquí hasta que sepa”.

No sé si en algún punto me arriesgo con este comentario; sin embargo pienso que nada pierdo. En fin, un vínculo innegable nos une, tú lo refrendaste: el profundo amor y respeto por Malicia, y a éste agregaría un apego prácticamente fisiológico a las letras, permíteme decir. Te leo con regularidad, y nunca te había dejado un comentario porque (y algo de mí siente la desfachatez de confesar esto sin culpa) la mayoría de las veces no alcanzo a entender lo que escribes en el nivel que quisiera. De una cosa estoy seguro: culpa tuya no es, la verdad no estoy seguro de en cuánto podré explotar mi amor por las palabras, pero creo que nunca podré pasar la barrera de lo que ahora lees, y digo que te disfruto porque a pesar de que en el nivel semántico me quedo como a medias, siempre alcanzo a pescar (¿pescarte?) matices reveladores y gratos ¿o acaso más bien eufónicos?, no lo sé bien.
Sin embargo, como un ejercicio, me permitiré explayarme en mis cavilaciones para ver si alcanzo a descifrar tu comment. Y digo descifrar alejado por completo de alguna carga de ironía o cualquier cosa por estilo.
Bien, comenzaré:
Cuando dices que es una infortuna la de Borges ¿quieres también decir que consideras que mi ficción no vale para que su nombre aparezca en ella? Es decir, en ningún punto me ofendería tal cosa, que es en todo caso una obviedad; sin embargo, no sé si me lo dices porque conoces de mi formación literaria, que debería permitirme juicios más saludables para un autor de la talla del argentino. A tal cosa yo diría que realmente no me gusta tomarme el papel de blogger tan en serio, es más, la vida misma nunca me la he tomado muy en serio. Lo que escribo en este espacio es el reflejo más sincero de mis preocupaciones básicas (de las que no lo son tanto para ser públicas), de esas cosas que se me ocurren como bromas a mí mismo y que publico en un intento arriesgado de encontrarles forma y después ocuparlas en algún cuento, poema o “algo” que ya no publicaría en internet.
¿Y qué cómo hacer del Buda una letra hebrea? He de admitir que a mí también me pareció una insensatez y que en realidad no me movía un motor específico al publicar este post, pues mucho de todo lo dicho a lo largo de este blog ha salido de las entrañas a los pixeles sin que lo medie una conciencia juiciosa… y ¿sabes?, digo todo esto porque nunca me había tomado el tiempo de “explicarme”, de decir que me tomé el oficio del blog por su carácter de ciclo y ritmo (que me obligaría a publicar algo cada determinado tiempo), por los lectores gratis, y sobre todo porque me encanta encontrar un lado interesante en las simplezas cotidianas. En fin, creo que me comprenderás o al menos condonarás.
Más tiempo me tomará “quizá la reminiscencia no queda como plasmar la ficción, sino como lo ausente de ésta en el Deseo de saber que es saberse”. Aquí me pierdo, con toda honestidad. Y te lo tengo que decir porque esa barrera que no me deja acabar de asimilar esta frase me anima a desmoronarla sólo para saber, de tus dedos, si entendí lo que quisiste decir: esa reminiscencia de la que hablo, que es como el sopor de un sueño, no es suficiente para plasmar la ficción (es decir, plasmar la ficción a partir de la reminiscencia no agota creación literaria portentosa del argentino a partir de todo su bagaje cultural y experiencia literaria) y luego… ¿hay una ausencia de ficción en el deseo de saber que es saberse? (entendiendo entonces que el hecho de saberse, de cobrar conciencia de un yo ante el mundo, distinto y diferenciable, tuvo que pasar por estadios de clasificación que producen conocimiento, es decir, para entender las diferencias debió crearse un sistema taxonómico y éste debe estar sustentado en una cierta lógica que sólo la organización del conocimiento –ciencia- puede otorgar). Pero ¿cuál es la ausencia de ficción? ¿Hay una ausencia de ficción en el deseo de saber? ¿Llegué a algún lado?
Y finalmente, no sé si acaso leas esto, pero espero que sí y que quisieras dejarme algún comentario adicional para saber si no terminé peor que al principio.
Sinceramente,
Leo Ávila

7 anotaciones motivantes:

Sandy Palacios dijo...

ora... yo tampoco entendí su comentario mmm...

Alfredo Carrera dijo...

Je, cómo nos gusta clavarnos en la textura.

saludo

beno dijo...

yo digo que vaya y chingue a su madre el isaac, siempre metiendo su cucharota en todas partes... la neta si se siente tan pinche verga como escritor que no mame y que publique libros no posts!!! a la verga con ese wey!! pinche vato insulso y pretencioso!!

Ben dijo...

*Ben se hace a un lado y observa mientras come una bolsa de palomitas*

Anónimo dijo...

Querido Léo,

Al revisar el anterior post, surgieron palabras, he ahí lo que se halla cuando una voz al interior habla. Su post anterior hizo hablar a otras voces, entonces no hay qué responder ni qué criticar. Sientáse feliz de hacer hablar a otras voces, jamás quise juzgarle o fomentar una abstracción de su "hacer". Tiene formas claras, sólo síganos compartiendo aquéllas que aún no están.

La ficción está ausente por "soñar la realidad", reconocerá el texto del viejo Pitol, y sí, la ficción está ausente, pero habrá que encontrarla.

Quisiera también dejar, como a tercera voz, un comentario para "beno". Sé que las palabras que usa son mediocres, que ha leído un poco de "cultura francesa" y que su perspectiva de lo político no lo hace pensar más allá de lo "fútil Institucional". Entonces, las palabras valen´más que una mediocre voz, así que me quedo con lo que sus palabras hacen valer una "nimiedad de identidad".

Léo, no hay mejor forma de saberse justo que la magia del encerrar.

Un abrazo,

Isaac G.

Mielina dijo...

Por eso mantengo una temática seria en mi blog.

Saludos.

UnBlogDePelícula dijo...

Fue realmente un placer leer este post y el anterior, y los comments de ambos. Probablemente no por el fondo (que es sin duda esencial para que este tipo de posts sean publicados), sino principalmente por la forma en la que son escritos.

Leo, llevo poco tiempo visitandote y no tienes idea de cuânto me gusta tu estilo.

PD: He visto tus comments. Sî, actualicé varias veces la semana pasada... Sobre la pelis, te diré que:
1. también estoy muy ansioso de ver El Orfanato (aunque no es dirigida por Del Toro).
2. lo que te sucediö a ti después de ver 300, me ocurriö a mï después de ver Love Actually, aunque en este entonces Rodrigo lucîa muy diferente.
3. mi blog es ûnicamente un hobby; en él intento (tal vez no tan arriesgadamente) de encontrar forma a mis fascinaciones cinéfilas y después ocuparlas para publicar algo interesante...