Ecrasons l' infame!

François Marie Arouet era el verdadero nombre de Voltaire, uno de los filósofos más importantes de la Ilustración. Estandarte de este movimiento ideológico podría ser la frase con la que se ha titulado este post, ¡Aplastemos lo infame!, en español. Con infame, Voltaire no se refería por completo a lo malo o perverso, sino más bien a lo irracional.
No se conoce con precisión el origen de su seudónimo, sin embargo, las teorías son bastante interesantes. Algunos afirman que se trataba de un pequeño dominio familiar, según otros, es anagrama de Arouet el joven (Arouet le jeune). Pero a mí me gusta más la que lo deriva de voulait faire taire, que en francés antiguo querría decir “deseaba hacer callar”, o acaso re-vol-tai “revolver”. [probablemente el lector esté de acuerdo conmigo si digo que el nombre tiene una carga fonética que indica movimiento, de cualquier modo].
Un ejemplo de su filosofía y crítica social lo encontramos en su novela Cándido o el optimismo, publicada en 1759, de ésta, extraigo una cita que sirva como ejemplo de la ironía elegante de la que hace gala:
“Nótese que las narices se hicieron para llevar anteojos; por eso nos ponemos anteojos; las piernas notoriamente para las calzas, y usamos calzas; las piedras para ser talladas y hacer castillos; por eso su señoría tiene un hermoso castillo: el barón principal dela provincia ha de estar mejor aposentao que ninguno; y como los marranos nacieron para que se los coman, todo el año comemos tocino: en consencuencia, los que afirman que todo está bien, han dicho una tontería; debieron decir que nada puede estar mejor.”

3 anotaciones motivantes:

beno dijo...

y ora por qué tan afrancesado???

Ben dijo...

¿Qué sería del mundo sin Voltaire o los franceses?
Un mundo perfecto, my dear, un mundo perfecto.
Jajaja

Saludos

UnBlogDePelícula dijo...

Ben es un francophobe!
Leo, gracias por el fragmento "optimista"...