Ejercicio No. 4

Hay un hombre que se mesa la barba. Está parado en el medio de una delgada escalera, limpia y brillante, por cierto. No sabe si quiere bajar o subir, pues ambas alternativas le parecen muy atractivas. Piensa en lo cerca que estará el infierno si baja, en lo productivo que sería poner su oreja en el suelo y escuchar las conversaciones de Satanás y hasta sentir el ascendente calor de las llamas eternas. Pero también piensa en los altos, claros y brillantes, y la falta que le hace visitarlos para sentirse bien consigo mismo, allá arriba, donde la luz resuena porque choca con ella misma. Se anima a dar un paso hacia adelante –lo que en este caso sería equivalente a hacia arriba-, pero se arrepiente y regresa a su sitio, acongojado. ¿Por qué ahora sería tan complicado? Uno sube y baja escaleras todo el tiempo, sin ponderar el destino ¿por qué tuvo que detenerse justo a la mitad de la escalera? La elección sería más sencilla uno o dos escalones arriba o abajo. El hombre vuelve a mesarse la barba.

4 anotaciones motivantes:

Esponjita dijo...

vaya... muy interesante.
Bueno, creo que la imagen de la escalera es semejante a la de Pico de la Mirandolla en la Oración sobre la dignidad del hombre. Bonita, me gusta.
Por otro lado... ¿realmente uno puede decidir si sube o baja?

la dudosa esponja

beno dijo...

qué es eso de mesarse la barba?

es hacer algo así como una caricia con la mano en ele por la mandíbula, en caso de que la barba sea corta, empezando en los cachetes y acabando en la barbilla? o, si la barba es larga, es un movimiento similar al de sacudirse migajas que deja un pan en las puntas de los dedos?

Samia dijo...

Buen texto Leo.

Ahora dudo entre dejar y no un comentario... estoy pensando en lo que puso esponjita y ya dejé las ventanas del firefox congeladas...

Creo que, finalmente, luz y tinieblas están en el hombre. Subimos y bajamos sin que nos demos cuenta. Tal vez ambas sean las caras de una sola posibilidad...


saludos

Esponjita dijo...

¿qué no entendí? Qué cosa de Giovanni Pico della Mirandola tiene que ver con el Firefox