Y así se fue el primero...

Y cuando vi que era 4 de febrero, me pregunté a dónde había dejado los 35 días anteriores de este año que, según yo, apenitas había sacado del estuche.
Luego supe que en una boda, y varios cumpleaños, en tres escuelas, en unos cursos, en varias lecturas: la poética de Borges, la profunda tristeza de Revueltas, un poco de marxismo, epistemología de la ciencia..., y también aquí mismo, redactando este sinsentido, leyendo otros tantos, conociendo y reconociendo... travelin' travelin' thru.
Y luego pensé en el resto de los días de mi vida. Y pensé en el último, para cuando llegara, y si me daría tiempo hacer este recuento... y que si todo podría repasarlo también en un minuto.

5 anotaciones motivantes:

Eddney Todd dijo...

Leo. Leî esto hace unos dîas y no comenté. Me causa conflicto. El tiempo pasa volando.

Ve a ver Pârpados Azules.

PD: Y Sweeney Todd.

Eddney Todd dijo...

Conflicto con el paso ineludible del tiempo. No?

Sandy Palacios dijo...

Uy, comenté y salió error, ya no me acuerdo de lo que puse, buaaaa. Bueno, estaba pensando en que siempre esperamos ciertos días muy importantes y no nos damos cuenta de los demás, a veces hasta pareciera que hay días que no vivimos porque no los recordamos, de todos modos yo pienso que para hacer el recuento de una vida como la tuya tendrías que vivir otros años más y otros y otros y ...

PS. También te extraño muchooooo!!!

Baltazar Sietesoles dijo...

Yo borro la mayoría de los días, por eso me acuerdo de pocas cosas, pero recuerdo las importantes, creo que en mi persepción he de tener 1 máximo 2 años de edad

Erranteazul dijo...

El tiempo y el agua transcurren precisos, sin prisa. Somos nosotros quienes sin darnos cuenta, dejamos que escurran presurosos entre nuestros pasmos, indiferencias, deseos, pasiones, sueños y dedos.
Sentí un escalofrío cuando te vi sacar esos días de no sé dónde. Imagen vívida de mi propio entorno.