Last time

Es hasta cuando uno se encuentra en una situación como ésta, que el peso de lo real cae definitivamente; todo se condensa porque no hay marcha atrás y el mundo se redondea a este momento y lugar.


Después de cuatro años de vivir en el mismo departamento en la ciudad de Puebla, me mudo para volver con mis padres. Ésta será, en consecuencia, la última vez que escriba un post o cualquier cosa en este sitio que podría contar todas mis peripecias (aunque sea cursi decirlo así). Ahora mismo estoy observándolo con detenimiento por última vez y ya me parece extraño: tal vez no era el hecho mismo del cuarto sino que de cierto modo se llegó a erigir como un símbolo de mi independencia. Y esto también es curioso: la razón por la que regreso con mis padres es porque seré, finalmente, independiente económicamente, sin embargo, mi “campo laboral” está más cerca de su casa que de la mía, por lo que, en acuerdo, familiar, se resolvió que me reasignarían mi habitación de bachiller para facilitarme las cosas.
Y no sé, pero recuerdo que la última noche que pasé en este lugar me puse a pensar en que tal vez podría ser la última (hoy ya no dormiré aquí, sólo vine a organizar documentos and stuff que no quiero que la mudanza desordene). Espero que lo que sigue después de esto sea tan bueno como lo que vino antes. ¡Deséenme suerte!

4 anotaciones motivantes:

Vanto Y Vanchi dijo...

no creo que la necesites pero si quieres que te la desea, entonces, suerte!!

...pero...vas a crear un nuevo blog??

Leo Ávila dijo...

Por cierto que no, no crearé un nuevo blog (pienso llegar al menos a las cien entradas antes de tomar una decisión así). :)

beno dijo...

y por qué dejarás de postear?? digo hasta en por tu casa llega el interné, no? o si no, pues siempre hay tiempo de ociosear en algún café capitalino, no?

Sé que te vas y te deseo suerte, pero no nos dejes colgados con el bló!

Samia dijo...

My dear!!!

¿Qué ondas? eso era de lo que se trataba?

Pues enhorabuena mi querido Leo.
Mira, sinceramente yo no creo que necesites de esa "suerte" porque, contra todo, has sabido sobresalir con lo que te gusta y para mí, eres una de las personas más inteligentes que conozco. Tú trabajas, no necesitas de "suerte".

Pero por si las moscas:

"TE deseo suerte, y todo lo mejor niñouuuu"

Un abrazo